La principal función de un casco de seguridad es proteger la cabeza de la posible caída de objetos, golpes mecánicos y otros riesgos como contactos eléctricos, calor y llamas.


Para seleccionar el casco de seguridad industrial más adecuado a cada situación debemos tener en cuenta algunos requisitos:


  1. Barboquejo: Cinta que se coloca bajo la mandíbula que ayuda a mantener el casco en su sitio. En determinadas situaciones, como en trabajos en altura, es necesario el poder mantener el casco en su posición. Normas como la EN 397 incorporan este requisito como opcional, fijando también que este sistema de sujeción se libere al aplicar una fuerza de entre 150 y 250 N con el fin de evitar posibles estrangulamientos. Otras normas, sin embargo, priman que el casco se mantenga en su sitio al aplicar una fuerza determinada. Como siempre, la prestación a elegir dependerá del análisis minucioso de las condiciones particulares y casi siempre únicas del entorno de trabajo.
  2. Resistencia a muy baja temperatura: Supone el superar los requisitos de absorción de impactos y resistencia a la penetración a -20 ºC, -30 ºC o -40 ºC (éste último sólo para cascos industriales de altas prestaciones).
  3. Resistencia a muy alta temperatura: Al igual que en el caso de baja temperatura, este requisito prueba la capacidad del casco para la absorción de impactos y resistencia a la penetración a 150 ºC.
  4. Resistencia a la llama: Tras una aplicación de 10 s de una llama de propano el material no arde después de 5 s tras haber retirado ésta.
  5. Resistencia al calor radiante: Absorción de impactos, resistencia a la penetración e incremento limitado de la temperatura en el interior del casco tras exposición a fuente de calor radiante.
  6. Propiedades eléctricas: Protección limitada frente a contactos accidentales y de corta duración con elementos conductores con voltaje de hasta 440 V. No confundir con aislamiento eléctrico según EN 50365:2002.
  7. Deformación lateral: Resistencia a la deformación provocada por una fuerza lateral.
  8. Salpicaduras de metal fundido: Las salpicaduras de metal fundido no deben perforar el casco, deformarlo ni hacer que éste arda después de 5 s tras la aplicación del metal fundido.

*Fuente: Waterfire